Lecciones para los negocios que podemos aprender de los vendedores en la calle.

resizedimage280423-VendedorToda mi vida he visto los vendedores ambulantes en lo semáforos del país y  he sentido siempre mucha curiosidad sobre la vida de cada uno.  Recuerdo preguntas que le hacía a mi padre  como ¿Dónde vivían? ¿Dónde dormían? ¿De dónde vienen? etc. A través de los años nos vamos acostumbrando a su presencia en las calles y vemos como la oferta de productos va incrementando. Ya no es solo  la limpieza de los vidrios delanteros de los vehículos,  la venta de artículos es tan variada que sorprende al más simple mortal.

 

Admito que durante mucho tiempo, estos personajes me molestaban cuando se acercaban al vehículo, tocaban el vidrio y con cara de “frescos” me ofrecían el producto que vendían ese día y casi siempre ante la negativa de compra terminaban en pedirme 5 pesos para comer.

 

Después de todos estos años en el mundo de Mercadeo y los Negocios he logrado cambiar mi óptica y ver las cosas un poco diferente. Ahora me dentengo a ver los productos que ofrecen y pensar en  la razón del mismo (Cuando llueve salen muchas sombrillas y limpiavidrios), trato de entender el precio a que ofrecen los productos y el margen de negociación que tienen. También entiendo que hay redes de ventas que se encargan de coordinar con estas personas las ventas de los productos. Pero mi pensamiento se enfoca ahora a las cualidades personales que deben tener estos vendedores. Siempre he dicho que la venta no es fácil. Conociendo las industrias de bebidas refrescantes y carbonatadas, también el negocio de los embutidos y lácteos, y por supuesto el sector de bebidas alcohólicas, he podido conocer el perfíl necesario para ser un buen vendedor, y la venta en la calle es  la concentración exponenciada de las mejores cualidades que se necesitan  en los negocios.

 

He aquí las principales lecciones que considero importantes debemos aprender de los vendedores callejeros para aplicar en los negocios, como empleado o como empresario:

 

Tener poca verguenza: esto  no significa ser un sinverguenza, todo lo contrario. Para hacer negocios se necesita mucha seguridad personal,  tener la capacidad de poder entablar una conversación con quien sea para hacer relaciones, conocer personas interesantes y sobre todo darnos a conocer en ambientes pertinentes.

 

Debemos ser persistentes: Todo buen vendedor sabe que debe tener la capacidad de perseverar. Los vendedores espectaculares han desarrollado el arte de hacer esto sin molestar al cliente. Pero los que verdaderamente son maravillosos tienen el empuje de continuar adelante aún cuando han recibido mas de cuantro o cinco rechazos.

 

Disciplina: hacer lo mismo cada día requiere mucho de nosotros. Enfrentarnos a los retos que se nos presentan puede parecer gigantesco a veces. La diferencia entre los que logran resultados y los que no es la disciplina. Si analizamos  los individuos que a través de los tiempos han logrado ser los mejores en sus carreras tienen en común la disciplina. Ejemplos como Michael Jordan, Tiger Woods, Michael Angelo, Mozart, Warrent Buffett etc. por mencionar algunos.

 

– Optimismo: hay días buenos y hay días malos. Debemos poder hacer borrón y cuenta nueva después de los días malos para seguir adelante. Pensar que mañana será siempre mejor hace la diferencia entre el éxito y el fracaso. Un estudio llevado a cabo analizando los sobrevivientes en los campos de concentración alemanes de Hitler, demostró que el mayor porcentaje de los que sobrevivieron después de la Guerra, nunca perdieron la esperanza de ser rescatados.

 

– Enfoque: Todos sabemos que tener objetivos claros, definidos, medibles es importante en cualquier aspecto de la vida. Los vendedores de la calle tienen bien claro este concepto. Si no venden, no comen. Claro, simple y directo. Están enfocados en vender para poder cobrar. Cada vez más, estudios confirman que el “Multitasking” disminuye la productividad individual, contrario a lo que se pensaba durante años. En los negocios y en la vida, tener la Visión clara de lo que se quiere es primordial para obtener los resultados.

 

La próxima vez que nos topemos con un vendedor en un semáforo, hagámonos la pregunta ¿Qué podemos aprender de esta persona para mi vida?

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s